domingo, 16 de diciembre de 2012

Los 1000€ de Extremadura

"Un total de 3.900 desempleados extremeños de entre 18 y 25 años sin graduado en ESO podrá obtener esta titulación gracias a un plan específico de formación que pondrá en marcha el Gobierno autonómico.
[...]
Asimismo, las personas que completen la formación, que se impartirá durante 35 semanas mediante 18 horas lectivas semanales, recibirán 1.000 euros en total como "compensación económica" por completar las clases y obtener el título en ESO. El objetivo, según explica la vicepresidenta es que adquieran una titulación básica que les permita mejorar su acceso al mercado laboral. Para incentivarles, se les ofrece la posibilidad de obtener el título en 35 semanas, cuando por la vía 'normal' son cuatro años, y a los alumnos que lo consigan, la Junta les abonará 1.000 euros. "Se trata de un plan ambicioso desde su inicio y en el que no se han escatimado medios económicos ni personales", destaca. "
Hasta aquí un breve extracto de información en Libertad Digital.

Luego cabe preguntarse ¿qué más estimulos necesita un joven desempleado para terminar la Educación Secundaria Obligatoria? ¿No tiene posibilidad sin este plan específico?

A lo segundo, responder que no, que existen centros de adultos en que concluir su formación, por lo que este plan exprés de titulación no es una solución sino un atajo. Y un atajo pésimo, de apenas un curso lectivo para obtener un título al que da derecho cuatro años de estudios.

A lo primero (¿qué más estímulos necesita un joven desempleado, inactivo y sin perspectivas para concluir la ESO?) solo me doy una respuesta, ninguno.

Si bien la educación hasta 4º de ESO es un derecho universal, no lo es menos que es así porque socialmente consideramos imprescindible este nivel de formación para el desenvolvimiento personal y social. Así, no solo debe constituir un derecho, sino una obligación, un compromiso con sí mismo de cada uno de los estudiantes y un compromiso con la sociedad que le facilita y demanda esos conocimientos.

Pero entonces, cuál es la solución, retener a la fuerza a esos chicos y chicas en las aulas. No. Esa medida es responsable del alto nivel de fracaso en nuestros centros de enseñanza y de crear el mal ambiente de trabajo y responsabilidad que se da en las aulas, porque gran cantidad de ellos solo esperan a cumplir los 16 años para poder abandonar las clases.

Una solución es sacarlos de los IES para que sigan cursando la ESO. Una solución es retirar a quienes no ejercen su responsabilidad estudiantil de las aulas para llevarles a centros específicos de alta disciplina donde estén obligados al tiempo que cursan la ESO a ejercer responasibilidades laborales y sociales sin remuneración. Una solución es mostrarles la vida y hacerles ver que el no uso del derecho a recibir una formación en condiciones estándar es una irresponsabilidad civil de consecuencias sociales y personales para ellos. Mientras que estos absentistas sigan en las aulas echados sobre las mesas o quedándose en casa porque no les apetece ir a clases (con el consentimiento o pesar paterno), no hay solución posible.

La educación es un derecho individual y una obligación social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario